miércoles, 13 de mayo de 2015

La historia de Mo Yan

En la pasada Feria Internacional del Libro (Filbo) descubrí Cambios, un libro escrito por el Premio Nobel de la Litetatura de 2012, Mo Yan, que hace mucho tiempo quería leer.



La primera vez que vi el libro fue hace como tres años, en la Librería Nacional. De la novela, me llamaron la antención dos cosas; la primera, la caratula del libro: un niño con traje de soldado; y la segunda, el argumento: "Cuarenta años de la historia de China vistos por un niño que se hace mayor en un mundo demasiado estrecho". 


Cambios es la historia del escritor, su pasión por la escuela, de cómo se convirtió en amante de las letras y cómo, en algún momento, pensó que no iba a hacer algo memorable con su vida. La novela es su vida en contraste con los cambios que tuvo China desde los 50s hasta finales de los 90s. 

El libro es muy corto y lo leí en una tarde. En el relato, Mo Yan hace analogías con anécdotas que tuvo con sus compañeros del colegio, sus maestros y sus amigos.

Y para cerrar esta corta reseña, porque o si no les cuento toda la obra, les comparto dos frases que me llamaron la atención:

- "Indudablemente, eso formaba parte de las cosas inconcebibles, lo que demuestra que los asuntos de este mundo sufren infinitos cambios y evoluciones, que la suerte reúne a las parejas predestinadas a través de las más extrañas e impreivislbes coincidencias. No hay nada imposible"

- "La avaricia es un mar sin fondo y sin orilla".

No hay comentarios: