miércoles, 13 de enero de 2016

Pasante de moda y 5 consejos de vida


Después de escuchar buenas criticas y recomendaciones de la cinta, decidí verla. Esperaba una nueva versión de El diablo se viste de moda (The Devil Wears Prada) pero la complementa (Si pueden ver las dos, mejor). Pasante de moda (The Intern) es una enseñanza de vida para emprendedores, estudiantes, profesionales, familias..., es para todo el mundo.

Sinopsis: La joven dueña de un exitoso negocio online dedicado a la moda acepta a regañadientes que la compañía contrate como becario a un hombre de 70 años, pero poco a poco irá dándose cuenta de que ese hombre es alguien indispensable para la empresa. (Filmaffinity)


Más que presentar un argumento en torno a la moda, The Intern profundiza las relaciones interpersonales, la distribución del tiempo y la importancia de reconocer el trabajo en equipo.

Indiscutiblemente, mi personaje favorito es Ben (Robert De Niro) porque le da un toque gracioso a la trama. Es un pensionado que quiere vivir la vida y aprovechar cada minuto para explorar y conocer cosas nuevas. Una advertencia y un jalón de orejas para mi porque a veces me encierro en las cosas que ya sé y no me arriesgo.



De Jules (Anne Hathaway) me gustó su paseo en bicicleta por la oficina. Su caracterización es similar a otras que ha realizado, pero fue una buena dupla con Ben




Los amigos de Ben me divirtieron mucho, sobretodo, porque representan la radiografía de los profesionales de 25 a 32 años: amantes de la tecnología, hipsters en todo el sentido de la palabra e interesados en temas de marketing, social media y relaciones públicas. Algunos de los personajes tienen nombre propio en mi vida.



Concluyo esta entrada compartiendo lo que aprendí de la película. 5 mantras de vida para ser mejores cada día :)


1. Cree en ti. Uno de los aspectos que más recalcan en The Intern es tener seguridad y confianza en las cosas y proyectos que emprendas. Jules creó su empresa, pero en el camino se le presentaron nuevos desafíos. No perdamos la llama del inicio, sigamos con las ganas de comernos el mundo.


2. Distribuye bien tu tiempo. Saber manejar el tiempo es clave para que una empresa funcione, y no solo en el mundo laboral, en la vida personal y en las relaciones con los demás. 


3. Reconoce el trabajo de los demás. Agradezcamos y resaltemos la labor de nuestros compañeros y si se lo decimos personalmente, mejor; aplica también para un logro empresarial: felicitar a todo el equipo. Eso es motivar y fomentar una comunicación más horizontal.


4. No olvides a tu familia. Muy ligado al mantra 2. Tener en cuenta sus opiniones e incluirlos en tus proyectos para que sean exitosos.


Y por último y el más clave de todos. 5. Come, descansa y relajate. Después de un día de muuuucho trabajo es bueno hacer cosas diferentes, alimentarte bien y dormir. Dicen que en los lugares menos pensados, surgen las mejores ideas.


No hay comentarios: