martes, 24 de septiembre de 2013

Cuando las cosas no salen como esperas

Hace unos días quise sorprender a mi familia con un postre muy fácil. Una deliciosa gelatina en cáscara de mandarina. Sin embargo, esta vez, todo resultó un desastre. Esperas un plato genial, te emocionas tanto, compras los ingredientes, intentas dar lo mejor de ti y, a la hora de la verdad, no sabe bien. El manjar termina en la nevera días y para no botarlo toca comerlo..., un poco afanada porque sé que en dos o tres horas me enfermaré del colon.

No sé si es porque soy muy mala en la cocina o, simplemente, soy impaciente. Mi técnica es agregar todos los ingredientes y esperar magia. La receta tiene unas medidas, que siempre adiciono a mi gusto sin pensar en las consecuencias. Al final termino con algo rápido de hacer.

Por eso vi tan fácil la receta del canal de heyitspriscilag. No lo pensé dos veces y decidí prepararla. Tenía todos los ingredientes en casa. Un gelatina y cáscaras de naranja. La cambié por mandarina para ser más "innovadora".

Tutorial

Y empecé con la tarea.

1. Separé las cascaras de la fruta.
2. Hice la gelatina de limón aparte, esa si me quedó bien.
3. Con cuidado, agregué la gelatina en cada cascara de mandarina.
4. Llevé las cascaras con gelatina a la nevera.
5. Como eran las 8 de la noche, esperé hasta el día siguiente.

He ahí el error...

Probé mi postrecillo y estaba amargo.

Mi gelatina en mandarina

Algo tan básico con solo dos ingredientes no me quedó bien. Me emocioné en hacerlo y no me fijé en la hora y menos en los efectos de las cáscaras. 

Para no botar nada, me comí toda la mandarina gelatinosa. Afortunadamente, había guardado un poco en un plato. Para quedar bien, le agregué leche condensada y no quedé tan mal ante mis familiares. 

Ustedes pensarán, terrible, no le gusta la cocina, pero me encanta. Me gusta ver tutoriales de cocina en Youtube. Es mi ritual de casi todos los viernes en la noche. Deleitarme con postres, y helados que no haré. Las mejores recetas, las agrego a mis favoritos, y espero en algún momento prepararlas y que queden perfectas como en las fotos de Pinterest, con fondos retro de Instagram y con las locaciones bonitas de mis youtubers favoritas. 

Así es cuando las cosas no salen como esperas. ¡Qué lección!

Me fue mejor con el postre de limón.

jueves, 12 de septiembre de 2013

4 intentos fallidos

Revisando directorios de blogs me topé con el de Blogs Colombia y vaya la sorpresa con la que me encontré. 4 blogs donde el contenido me parecía muy familiar. No recuerdo escribir tantos y dejarlos a la deriva. Pensé que solo había escrito dos, pero ni idea de los otros dos, a pesar de todo, parecen escritos por mi, las historias concuerdan y los datos personales (claves) también. En estos días traté de borrarlos pero no recuerdo el nombre de usuario ni la contraseña. ¡Estoy hecha!

Según estos blogs, mi interés por bloggeear empezó en 2005 cuando tenía 19 años. Mi espacio para alojar mi blog en ese entonces era La Coctelera, que para ese tiempo tenía su gracia, habían sitios interesantes. Recuerdo que conocí a Sandra, una joven de Mexicali, México con la que sigo hablando, de los demás contactos no recuerdo, bueno si, había un muchacho llamado Miguel de Bogotá, Colombia, que escribía poemas sobre animales, muy bonitos. Quedan en mi memoria blogs como Artilugios de Margarita Barrera, una chica diseñadora que publicaba los gadgets más extraños, y que solo hasta 2007 cerró. Y yo que pensaba que La Coctelera no existía. 

Después intenté con Blogger. La diferencia fue del cielo a la tierra, me gustaba más y podía agregar más widgets y cosas interesantes para el blog como la pecera, el chat, fotos de flickr, banners personalizados, entre otras. 

Ahora si lo que esperaban, mis 4 intentos fallidos de ser una influenciadora. 

Preguntas y más preguntas (2005) Así era el título de este blog coctelero de una sola entrada. Creo que escribí más entradas, tal vez en algún momento las borré para evitar avergonzarme 8 años después. La publicación se titula "Mi eterno miedo a los perros", ya ni tan eterno porque les perdí el miedo desde hace un tiempo. Interesante que me comenten este tipo de aportes. Mi hermano el primero que comenta y Gadir, a quien recuerdo, parecía conocerme. Mi biografía de autor: "La que escribe en este blog, ¿qué más les podría decir?

Ideas (2005). El blog más extraño y miscelaneo que he tenido. Habla de amor, política, plantas medicinales y libros, es una mezcla imperfecta. Con la redacción me quiero morir, y los comentarios, algunos muy extraños, yo no comentaría. Lo que más me causa gracia es la bio del perfil. Dios, ¿qué pasaba por mi cabeza?.

Mi espacio Isa (2006). Isa solían decirme mis amigos, ya me dicen Elizz, Eli o cualquier otro sobrenombre. El tipo de historias que maneja este blog son medio fantásticas y no sé qué estaba pensando cuando las escribí. Muy curioso el antetítulo: "Impresiones y experiencias de una joven de 19 años", más bien muy imaginarías. Con solo 3 entradas el anonimato e historias fuera de lugar lograban ser la estrategia para triunfar. Prometía este blog, ¿por qué no seguí?.

Espacio blog (2006) El blog coctelero más serio que tuve hasta ese entonces. Mi único post al estilo noticioso. Lo que me sorprende es que tenga tantos comentarios (19), con mensajes hasta el 2009. Nada mal. Este me gustaba, ¿qué me pasó?.

Entre el 2005 y 2006 tenía mucho tiempo libre. 4 intentos, pero seguro con grandes experiencias en la web. 


viernes, 6 de septiembre de 2013

Ana y Jaime en la ciudad bonita

El 31 de agosto, los hermanos Ana y Jaime  se reunieron en Ulibro para recordar las canciones que los hicieron famosos en la década de los 70 y que reflejan la Colombia de antes y la de ahora.

Los había escuchado desde niña y, en lo personal, siguen cantando como los recordaba, con sus tan acertadas letras sumadas a sus voces y a la guitarra. Ana serena y tranquila, Jaime con un muy buen sentido del humor. Me gustó mucho su presentación y me trajo muy buenos recuerdos.

Les comparto la reseña fotográfica de este pequeño concierto muy colombiano. 

 Las letras de Ana y Jaime reflejan el pasado, presente y futuro colombiano.

 Dos horas con las mejores canciones de los hermanos de la capital. Café y Petróleo, Guillermo Tell, Déjame, Para Qué, Décimo Grado fueron algunos temas que hicieron recordar a los asistentes.

Durante el concierto, Jaime cantó algunos de los jingles con los que han trabajado en publicidad para Pronto y Coca Cola.

Si no han escuchado a Ana y Jaime, acá tres de mis canciones favoritas: