martes, 24 de septiembre de 2013

Cuando las cosas no salen como esperas

Hace unos días quise sorprender a mi familia con un postre muy fácil. Una deliciosa gelatina en cáscara de mandarina. Sin embargo, esta vez, todo resultó un desastre. Esperas un plato genial, te emocionas tanto, compras los ingredientes, intentas dar lo mejor de ti y, a la hora de la verdad, no sabe bien. El manjar termina en la nevera días y para no botarlo toca comerlo..., un poco afanada porque sé que en dos o tres horas me enfermaré del colon.

No sé si es porque soy muy mala en la cocina o, simplemente, soy impaciente. Mi técnica es agregar todos los ingredientes y esperar magia. La receta tiene unas medidas, que siempre adiciono a mi gusto sin pensar en las consecuencias. Al final termino con algo rápido de hacer.

Por eso vi tan fácil la receta del canal de heyitspriscilag. No lo pensé dos veces y decidí prepararla. Tenía todos los ingredientes en casa. Un gelatina y cáscaras de naranja. La cambié por mandarina para ser más "innovadora".

Tutorial

Y empecé con la tarea.

1. Separé las cascaras de la fruta.
2. Hice la gelatina de limón aparte, esa si me quedó bien.
3. Con cuidado, agregué la gelatina en cada cascara de mandarina.
4. Llevé las cascaras con gelatina a la nevera.
5. Como eran las 8 de la noche, esperé hasta el día siguiente.

He ahí el error...

Probé mi postrecillo y estaba amargo.

Mi gelatina en mandarina

Algo tan básico con solo dos ingredientes no me quedó bien. Me emocioné en hacerlo y no me fijé en la hora y menos en los efectos de las cáscaras. 

Para no botar nada, me comí toda la mandarina gelatinosa. Afortunadamente, había guardado un poco en un plato. Para quedar bien, le agregué leche condensada y no quedé tan mal ante mis familiares. 

Ustedes pensarán, terrible, no le gusta la cocina, pero me encanta. Me gusta ver tutoriales de cocina en Youtube. Es mi ritual de casi todos los viernes en la noche. Deleitarme con postres, y helados que no haré. Las mejores recetas, las agrego a mis favoritos, y espero en algún momento prepararlas y que queden perfectas como en las fotos de Pinterest, con fondos retro de Instagram y con las locaciones bonitas de mis youtubers favoritas. 

Así es cuando las cosas no salen como esperas. ¡Qué lección!

Me fue mejor con el postre de limón.

7 comentarios:

Mua Carmen dijo...

A mi me encantaría cocinar más pero suele darme bastante pereza ...

muacarmen.blogspot.com
www.muacarmen.com

Lucas Passerini dijo...

Me divirtió mucho leerte, Elizabeth. Hacés literatura desde la cocina y eso no es sencillo. Un abrazo.

ANDYSTYLE dijo...

bonito el post :)

AMELIE dijo...

soy tu nuevaaaaaa seguidora!!!!

adoro tu blogg muy buena esta entrada!!!!!!

espero que podamos seguirnossss

Lilly Hepburn dijo...

A mi también me gusta cocinar de vez en cuando. No te preocupes que eso es técnica, muchas veces tendrás que repetir un misma receta varias veces hasta que des con ella. No te desanimes y si te gusta sigue cocinando, que ya mejorarás :)

¡Besos!

http://oh-paris-is-burning.blogspot.com.es/

Natalia dijo...

A todas nos ha pasado lo mismo alguna vez... ¡A por otra receta y listo! Jeje. ¡Besos!

ww.ngpersonalshopper.com

Hoy en mi nuevo post "Vuelve la cazadora de cuero":
www.ngpersonalshopper.com/blog

Elizabeth Ferrer dijo...

Si, poco a poco lo lograré :),un abrazo a todos!